Las caras de un hostigamiento: ¿Cómo opera el ciberbullying?

El cyberbullying tiene diversas caras. La primera son los ataques directos, a través de los canales digital, que incluyen desde insultos hasta amenazas y otras agresiones, como el robo de contraseñas para suplantar identidades en las redes sociales.

La segunda tipología se refiere a las publicaciones contra la víctima,  como rumores, fotos o vídeos humillantes difundidos en medios como blogs, mensajería instantánea o redes sociales. También, caen dentro de esta categorías las acciones que apuntan a excluir a una persona de comunidades online con el objetivo de marginarla y humillarla.

La tercera forma de ciber acoso se da a través de terceras personas o perfiles falsos en redes sociales. El objetivo es enviar amenazas o mensajes provocadores que busquen hacer reaccionar a la víctima de manera que ésta termine cerrando su cuenta en la red social.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *